Ver Horarios Laborables | Terapia en Inglés
contacto@terapiaboutique.com | (809) 533-5338 |

Escritos

Informaciones, Noticias & Más
24
Feb

La primera vez que mi hijo duerme en casa de un amigo

Para todo en la vida hay una primera vez, los cambios pueden asustar y si de nuestros hijos se trata la experiencia se intensifica. Los niños van creciendo y ganando muchísimas habilidades durante todo este proceso, y a la par van queriendo hacer cosas por sí mismos y ganando una sensación de autonomía.

Los lazos de amistad se van volviendo más significativos con otros niños de su edad, por lo que llega el momento en el que quieren pasar tiempo con sus amiguitos fuera del colegio. Las invitaciones para ir a casa de un compañerito comienzan a llegar y es importante que los padres estén preparados para manejar esta etapa de la mejor manera posible.

Hay varios factores a tener en cuenta antes de permitir a los niños pasar una tarde o la noche donde algún compañerito, sin embargo es crucial que los padres transmitan desde el principio confianza y seguridad.

Conocer la relación que tiene tu hijo con el niño que lo ha invitado es el primer paso. Si pasan tiempo juntos en el cole o la maestra le ha comentado algo sobre su relación. Es importante contar con el testimonio de la maestra cuando los niños son más pequeños ya que estas conocen mucho mejor la forma de relacionarse de los niños.

Saber quiénes son los padres del niño, los has visto en alguna de las actividades del colegio, tienen la confianza para comunicarse en caso de que pase algo durante la visita, tener anotada y saber la dirección donde viven. Es importante tener el contacto de la persona responsable por la supervisión de los niños.

La edad podría ser el factor determinante del tipo de actividad o invitación que estés dispuesto a aceptar. Usualmente los niños comienzan a ir a casa de otro compañero sin supervisión de ambos padres a partir de los 5 o 6 años aproximadamente, mientras crecen los permisos pueden ser fuera de casa, para ir al cine o a una plaza, estos ya suelen darse alrededor de los 12 o 13 años.

Seguridad ante todo, sin importar el lugar de reunión o de visita es de suma importancia velar por la seguridad de los niños. Tener pendiente si en la casa hay piscina, animales o si van a estar acompañados en todo momento, cuando son mayores es importante hablarles de las conductas que tienen que tener para cuidarse en distintos lugares y mantenerse seguros.

Informar a los padres que estarán supervisando sobre alguna condición específica que tiene tu hijo, como por ejemplo si es alérgico a algún alimento, si no tolera algún tipo de bebida entre otros para que la visita sea de disfrute.

Lo expuesto  son algunos datos a tener en cuenta cuando su hijo o hija le pida ir a casa de un compañerito por primera vez sin que usted esté presente, pero hay muchas otras que cada padre podrá sentirse identificado.

Lo importante es que sea una experiencia agradable para todos los miembros, demostrar confianza y seguridad y preparar a los niños para que sepan como debe ser el comportamiento en diferentes lugares fuera de casa.

 

Nadia M. Hernández Castillo, M.A

Psicóloga Clínica – Psicoterapeuta

Máster en Intervención Psicoeducativa

y Necesidades Especiales

Terapia Boutique 809-533-5338

Dejar un Comentario